“Luego de dos fechas es positivo el análisis”.

El chaqueño Renzo Cerretti debutó en el #TNenBahiaBlanca integrando la Clase 2, con un Ford Fiesta Kinetic atendido por el equipo Martos Competición. Análisis y proyección.

Continuando su participación en el automovilismo argentino, Renzo Cerretti comenzó una nueva etapa en su campaña deportiva al integrarse al Campeonato Argentino de Turismo Nacional Clase 2 desde esta temporada, con un Ford Fiesta Kinetic atendido por el equipo Martos Competición, motorizado por Rubén Guerini, representando a la Provincia del Chaco.

Interesante antecedente en el deporte motor acreditaba el piloto que integraba la formación dirigida por José Luís Martos, quien se reinventó en esta temporada con tres autos en Clase 3, y dos autos en su formación de Clase 2, siendo el protagonista uno de ellos. “Luego de dos fechas es positivo el análisis más allá que los resultados no acompañaron. En Bahía Blanca, con un circuito nuevo para mí y un auto nuevo, el fin de semana fue de evolución. Eran acordes los resultados parciales en las vueltas, pero faltaba girar una vuelta veloz, lo cual nos hubiese permitido estar más adelante. Sacamos valiosas conclusiones en serie y final; si bien en la final no pudimos dar todas las vueltas por un inconveniente en el motor para seguir sumando experiencia, pero con buenas sensaciones, conociendo los rivales, el comportamiento del auto y otros aspectos que me servían para tener una perspectiva distinta en la carrera de La Pedrera”, analizó el piloto chaqueño.

Por delante enfrentaba en el #TNenLaPedrera el desafío de correr en un circuito totalmente distinto. Era necesario acumular experiencia en los entrenamientos villamercedinos, “pero no pudimos girar en ninguno de los entrenamientos. Eso nos condicionó en clasificación a pesar que logramos un tiempo que nos ubicó en mitad de planilla, lo cual no era nada despreciable teniendo en cuenta que no había podido girar anteriormente. Nos aquejaron problemas en el motor, que nos impidió ser protagonistas en serie y final, pero a diferencia de la carrera de Bahía Blanca, pudimos en esta carrera completar todas las vueltas de la final, y sobre todo llegar con el auto sin roturas. Por delante falta mucho, en este camino de evolución tenemos que seguir superándonos constantemente, trabajando con el mismo profesionalismo que todo el equipo ha demostrado tener”.

Con marcado optimismo ha arrancado su participación en el Turismo Nacional, “conociendo nuevos circuitos y viviendo nuevas experiencias, el nivel de exigencia es importante y todo requiere de un importante compromiso a nivel profesional. Con el equipo Martos Competición, Rubén Guerini, mi familia y sponsors, a quienes agradezco por acompañarme en este camino nuevo, queremos seguir conociendo este nuevo mundo para mí”.